PuntoIni.net

Mayo 20, 2009

Al otro lado del mundo: De lo público y lo íntimo

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 6:52 pm

The painted veil (película)

Más que una película, “Al otro lado del mundo” (The painted veil) es quizás una clase magistral sobre la construcción del espacio público y del espacio íntimo basándonos en la premisa del reconocimiento del otro.

Cuando el doctor Walter Fane invita a una hermosa desconocida a bailar (Kitty), no debemos entenderlo como la repetición de un trámite propio de salones de baile; es algo serio, distinto, con poder para hacer algo, para instigar o inspirar el cambio. La está invitando a entrar en su vida, y pidiendo permiso para hurgar y transformar la suya.

Luego, por supuesto, debe enfrentar las consecuencias. Kitty es una joven en edad casadera pero más interesada en divertirse y practicar libremente su candoroso egoísmo de mujer con fortuna. Una roca en el camino para el flemático Walter, hombre de pocas pero claras palabras y con una vida estructurada sobre el trabajo, el progreso y la familia. (más…)

Enero 8, 2008

Innocence… fantástica y nostálgica

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 3:36 pm

Si tuviese hijas, esta película sería mi regalo para ellas en su doceavo cumpleaños. Innocence es, tal como lo dice el libro en el que se basó, educación para niñas. La ansiedad de ser una mujer en la inocencia de una púber.

Treinta niñas viven en cinco casas. En cada grupo hay seis colores de lazos que indican la edad o etapa de cada niña. Cada una ha llegado en un ataúd a esa tierra de inocencia en la que aprenderá danza, música y biología para luego, a los 12 años, ser llevada al mundo exterior. Es obvio que su estricta educación tiene un leiv motiv ¿cuál podría ser?

La respuesta podría estar en la danza de mariposas que bailan las niñas de lazos vinotinto ante un teatro repleto de asistentes a quienes nunca ven.

Algunas se rebelan contra la hostilidad propia de una disciplina que no tolera la fealdad y el escándalo. Escapan y mueren. Otras están ansiosas por descubrir lo que se oculta tras los muros de esas tierras.

Pero la mayoría vive en el sueño de la oruga, descubriendo su cuerpo, cuidándose unas a otras y cediendo año a año los colores de sus lazos. Ahora rojo, luego naranja, luego azul, luego violeta, y luego… salir de la tierra de la inocencia a un mundo que en los segundos finales muestra sus temibles garras.

Lenta, bella, fantástica y nostálgica. Intenso color e iluminación, intensas emociones. Innocence es un cuento de hadas en el que toda mujer puede recordar que alguna vez tuvo lazos naranjas, rojos, azules, violetas…

Pd: Innocence es la opera prima de Lucile Hadzihalilovic, esposa del director Gaspar Noe. Está basada en el libro de Frank Wedekind, Mine-Haha (Aguas que ríen).

Octubre 3, 2006

“A través de los olivos�?, de Abbas Kiarostami

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 5:48 pm

main

Conocí a Abbas Kiarostami porque a una amiga le gustaron sus fotos de caminos. Yo creo que si alguien captura a una línea de asfalto que devora la tierra arenosa… algo bueno debe ofrecer. Y este director, escritor y fotógrafo iraní parece lograrlo con facilidad, con menudo esfuerzo.

“A través de los olivos�? fue la elegida para comenzar con Kiarostami. Es la última película de tres que pueden ser vistas como historias que se enlazan sin necesidad de comprometerse.

La trilogía se inicia con “¿Dónde está la casa de mi amigo?�?, una especie de peregrinación infantil. Luego le sigue “Y la vida continúa�?, que narra la devastación de Irán tras un terremoto. Y es aquí donde aparecen los personajes que protagonizarán luego “A través de los olivos�?.

La brisa suave que corre “a través de los olivos�?
Koker es el punto de encuentro, luego del terremoto muchas familias iraníes viven en pueblos fantasmas y Kiarostami ha vuelto a esas tierras para narrar la historia de quienes posiblemente ya no están.

La película comienza a rodarse y Hussein, un joven albañil, es elegido para interpretar el papel protagónico. Junto a él, Tahereh. Ficción y realidad se mezclan, durante años Hussein ha amado a Tahereh. La ha pedido en matrimonio y la respuesta ha sido siempre la misma: “No tienes familia, no tienes casa, no sabes escribir, no sabes leer, Hussein, no�?.

Esto desencadena muchas frustraciones para el joven albañil y problemas en el rodaje de la película. Tahereh, es una joven alfabeta con aspiraciones. Hussein sólo está enamorado.

Una escena: Están Hussein y Tahereh en el set de filmación. El personaje de Hussein reclama a su esposa, interpretada por Tahereh, que las labores de la casa no estén listas, que su ropa esté arrugada y sus medias perdidas, gritos van y vienen.

Culminada la escena, Hussein se acerca a Tahereh y le susurra: “Quiero dejar claro que de casarnos esto no sería así. No soy yo quien reclama, este es el personaje que debo interpretar. Pero quiero que estés segura, nunca sería tan irresponsable. Yo haría todo en casa y tú estudiarías. Luego le enseñarás a nuestros hijos….�?

Palabras más, palabras menos, así es esta película. Delicada, bordada con los finos detalles de un cine que debe hacer magia frente a las restricciones, y una historia que contada nos deja esa brisa de realidad. Brisa en el camino de asfalto que se devora una tierra arenosa.

Febrero 20, 2006

100 años de piratería en el cine

Archivado en: *Collage, Fotograma — Ingrid Valero @ 10:54 am

En 1903, Tomás Alva Edison realiza una copia pirata de la película "El viaje a la luna", de George Mélies. Ese mismo año, Sigmund Lubin hizo circular una mala copia de esa misma película, con tan poco tino que se la ofreció en venta al mismo Mélies.

Ya pasaron los 100 años de la piratería en el cine, sin pena ni gloria.

Septiembre 27, 2005

Get Smart!

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 2:41 pm

200308.jpgA: ¿me creerías si te dijera que nadie responde el zapatófono?
B: no me digas…
A: ha muerto Maxwell Smart
B: te dije que no me lo dijeras!!

El gran torpe no luchará más contra la Organización Kaos. No hará falta que la 99 haga gala de su inteligencia, ya no hay a quien rescatar.

Adiós campana insonorizada para comunicarse con el Jefe, révolver de última tecnología, pluma bazuka, adiós operación de recontraespionaje.

Control se queda sin su mejor agente, y nosotros sin Maxwell Smart, el eterno antihéroe, autosuficiente e inútil en gran medida. Adiós Superagente 86.

Septiembre 20, 2005

Secuestro Express: amarrada a la butaca

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 4:43 pm

miaruben.jpg
Si algo ha tenido esta película es centimetraje. Del bueno, del malo o del feo… eso es cuestión de opiniones, pero sin duda no se había escrito tanto y en tan poco tiempo sobre un filme venezolano.

Eso es un triunfo para su joven director Jhonatan Jakubowicz, sobre todo si tomamos en cuenta lo increíblemente difícil que puede ser romper el estigma de “cine nacional�? y pasar por encima de ese público que asiste a ver una película venezolana sólo por apoyarla, casi con lástima, como deber ciudadano.

Con Secuestro Express no pasó eso. A unos les gustó, otros la detestaron y muchos se hicieron con una opinión propia. No se imaginan lo difícil que es lograr tal cosa con un filme.

Entrado express con la película debo confesar mi opinión: Está bien contada en imágenes y en palabras.

Imágenes
Pónle más. Muchos críticos de cine se quejan por ese estilo video clip que ha invadido la cinematografía mundial, decenas de tomas por minuto que obligan al espectador a mantenerse con la uñas clavadas en la butaca. Secuestro express usa sin descaro esta técnica, desde el inicio hasta el final.

Grabado en digital. Mala idea. La nitidez en pantalla no fue la mejor, habrá que esperar a verla en dvd para disfrutar un mejor contraste en la película.

Partición de pantalla en 2 y 4 cuadros. Aunque ya llega a ser trillado (es clásica para las escenas que impliquen llamadas telefónicas) me gustó verla en la película, sobre todo porque al hacerla no sólo dividieron imagen, sino también sonido y discurso.

Planos. Aquí me quito el sombrero. Me quedé boquiabierta con unas decenas de planos. Espectacular cuando Carla se arrodilla frente a Caracas dispuesta a morir, o cuando baja de la patrulla policial y sólo se ven sus pies sorteando los peldaños. Excelente.

Incoherente. Las polémicas imágenes de Puente Llaguno y marchas de la oposición fueron el punto sobre la i de lo innecesario. Si a mí como venezolana me cuesta entender qué tiene que ver una marcha política con un secuestro express o la inseguridad (algo practicado y mejorado con el correr de los años en muchas partes del mundo), no quiero imaginar lo perdido que estaría el público extranjero.

Lo mismo pasaría si en “Requiem for a dream�? me colocaran escenas del asesinato de Rodney King en Los Angeles. Se trata de unos cuantos segundos que no tienen hilo de continuidad en la película y no provoca ningún cambio eliminarlas.

Palabras
Piiiiii. Sin duda el guionista de Secuestro Express se sintió con licencia para usar todo el manual de “malas palabras�?. ¿Habría que pedirle que modere el lenguaje? ¿Cómo hablará un secuestrador? ¿No es la censura C suficiente aviso para los espectadores? Eso es un buen debate.

Historia. Impresiona el guión, no sólo por lo preciso y no recurrir al lamentable llamado evidente a la conciencia del espectador, sino porque usa recursos para animar la historia… para no dejar que muera. Desde el doble robo de la camioneta hasta el síndrome de Estocolmo, desde la selección de la víctima hasta la “vida cotidiana�? del secuestrador.

Así termino con Secuestro Express. En mi opinión no es la mejor película hecha en Venezuela, esa aún no ha llegado, pero sí es la forma distinta de hacer cine, aunque lamentablemente aborden un tema muy manoseado. ¿Qué harían Alberto Arvelo y Jonathan Jakubowicz juntos en una película?

Septiembre 6, 2005

Los sueños

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 5:16 pm

sue_os.jpgPartir de los recuerdos de infancia, del encuentro espiritual con la inocencia, hasta enfrentar a un mundo degenerado y violento que da la espalda a la naturaleza, esa es la premisa de Los Sueños de Akira Kurosawa.

Una autobiografía onírica con toques de arte, espiritualidad, vida y ecología que expresa las inquietudes y obsesiones de Kurosawa para finalizar con una reflexión sobre su propia vida y los temas que inspiraron su obra.

Y como un sueño, Kurosawa se permite pintar sobre la pantalla con vivos colores que palpitan. Los durazneros que avanzan lentamente, la ferocidad del perro que cuida el túnel, el gas rojo que envuelve al Monte Fuji, las texturas de los campos holandeses de Van Gogh, las tinieblas de los demonios mutantes, la brillantez del agua que cae por los molinos… todo es un sueño pintado con una fuerza y belleza visual incomparable.

Ocho capítulos, ocho sueños
El sol bajo la lluvia: En el bosque un desfile antecede la boda entre los espíritus de zorro. El castigo por haber infringido las leyes del bosque de los zorros es el suicidio.
El huerto de los duraznos: Espíritus de árboles de durazno claman por haber sido talados cruelmente. Un niño recibe los reclamos, la naturaleza se rebela.
La tormenta de nieve: Escaladores llegan a un campamento luego de una terrible tormenta nieve que toma forma de mujer.
El túnel: Una profunda reflexión sobre la muerte. Un comandante regresa a casa tras haber perdido a todos sus hombres. Un túnel conserva los espíritus del batallón militar cuyos integrantes se niegan a morir.
Los cuervos: Cielo de Van Gogh, pastos de Van Gogh, huellas de Van Gogh, color de Van Gogh, Pont de l’Anglois a Arlès de Van Gogh.
El monte Fuji en rojo: La amenaza nuclear pinta a Tokio con gases de colores.
El demonio lastimero: Los hombres han pasado a ser demonios, las mutaciones están en el alma y el cuerpo.
La aldea de los molinos de agua: El hombre vive en paz consigo mismo y con su entorno, la muerte no es más que el final del camino generosamente disfrutado.

*En los capítulos El Túnel y El monte Fuji en rojo, Kurosawa recibió la colaboración de Inoshiro Honda, director de las películas sobre el monstruo Godzilla.

*Este post es un presente para Caribe, una persona que atesora sus sueños.

Septiembre 2, 2005

Entre Tinieblas

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 8:48 am

darkh.jpgDirección: Pedro Almodóvar
Guión: Pedro Almodóvar
País: España
Año: 1983
Duración: 114 min
Reparto: Cristina Sánchez Pascual, Marisa Paredes, Mary Carrillo, Carmen Maura, Lina Canalejas, Chus Lampreave, Eva Siva, Cecilia Roth
Fotografía: �?ngel Luis Fernández
Música: Morris Albert, Curel Alonso, Carlos Arturo Eritz

Con más de 20 años en el ruedo, esta película de Almodóvar suena poco en el mundo del cine. Y eso extraña, no sólo porque el trabajo de dirección raya en lo notable, sino porque su guión es un concentrado de ácidas críticas que inclusive deja en pañales a la polémica “La mala educación�?.

Rodada en 1983, Entre Tinieblas es la tercera película del español Pedro Almodóvar. En ella destaca Marisa Paredes como Sor Estiércol, una asesina regenerada que vive gracias a los ácidos; Chus Lampreave como Sor Rata de Callejón, una misteriosa escritora de novelas rosa; Carmen Maura como Sor Perdida, una adicta a la limpieza que en sus ratos libres da de comer al tigre del convento; y Cristina Sánchez Pascual como Yolanda Bell, la mujer que luego de presenciar la muerte de su novio, un chulo de poca monta, decide ingresar al convento de la orden “Redentoras Humilladas�?.

Con este grupo de personajes, y otros que hacen cortas apariciones, Almodóvar se permite polemizar sobre la Iglesia Católica, el costumbrismo español, la España post-franquista y la lucha entre la virtud y el pecado. Todo en el marco de la comedia, aunque la verdad uno no sabe si reír o impresionarse cuando ve a una monjita inyectándose heroína. Todo el sello Almodóvar.

Agosto 12, 2005

Persona, de Ingmar Bergman

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 3:06 pm


persona_fr.jpgDirección:
Ingmar Bergman
Guión: Ingmar Bergman
País: Suecia
Año: 1966
Duración: 85 min
Reparto: Bibi Andersson (Alma), Liv Ullmann (Elisabeth Vogler), Gunnar Björnstrand (Sr. Vogler)
Fotografía: Sven Nykvist
Música: Lars Johan Werle

Sinopsis:
Elisabeth Vogler (Liv Ullman), actriz de teatro, pierde el habla mientras representaba a Electra. Recluida en una clínica descartan que el estrés y la fatiga sean la causa de su extraña enfermedad. Elisabeth no habla porque no quiere, desea escapar de la realidad, conservarse en lo etéreo.

Por recomendaciones médicas la trasladan a una cabaña, alejada de cualquier vestigio de ciudad, le acompaña Alma (Bibi Anderson), una joven enfermera deseosa de ser escuchada. Ambas llegan a formar una sola mujer, intercambiando ánimos y actitudes, gestos, aspiraciones, amores y odios.

persona_2_200.jpgPersona: cuando te miras al espejo
En 1966, el director sueco Ingmar Bergman enfrenta a dos mujeres, la intensidad del conflicto es tal que terminan mimetizándose mutuamente convirtiéndolas en una Persona.

Escrita durante la estancia del director sueco en un hospital, entre conflictos anímicos y separación total del exterior, Persona asumió categoría de película maldita que la alejaba de la popularidad de Fanny y Alexander y la recluía a circuitos alternativos de cine. Esta película es uno de los caminos menos recorridos en la obra de Bergman, y a su vez, uno de los más intensos.

Críticos y amateurs le han encontrado a Persona decenas de significados. Algo notable si consideramos que eso sólo se logra cuando hay una interacción real entre el filme y el espectador. Algunos lo consideran un viaje psicoanalítico, una odisea de metáforas, un descubrimiento a la mujer que arrastra al suspenso. Descripciones que hacen comprender el sitial de esta película entre las menos conocidas de Bergman.

En mi opinión, tales retratos son exagerados, Persona es la metáfora de la relación entre el cine y cada persona del público que termina mimetizada con lo que ha concebido como película.

No es un filme difícil, no exige más que comunión con los 86 minutos de imagen, sonido y discurso, es intensa y a momentos parece arrancarte vestigios de gritos de angustia o sorpresa. Sólo la fotografía de Sven Nykvist, un intenso contraste blanco y negro vale para tener esta historia entre los DVD de la casa.

Escena memorable, el monólogo de Alma y Elisabeth frente al espejo, cuando Bergman logra superponer los rostros de las dos mujeres y crea un nuevo rostro. Como detalle personal, esta película me reencontró con el cine.

Agosto 9, 2005

KungFusion: no se confunda

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 3:11 pm

5185.jpg
Año:
2004
Nacionalidad: China-Hong Kong
Dirección: Stephen Chow
Estudio: Columbia Tri-Star
Intérpretes: Stephen Chow (Sing)
Yuen Wah (Terrateniente)
Qiu Yuen (Landlady)
Leung Siu Lung (La Bestia)
Guión : Tsang Kan Cheong - Stephen Chow - Xin Huo
Fotografía: Hang-Sang Poon
Música: Raymond Wong

Kung Fusión se presenta como la sátira a los filmes de acción de Hollywood, y un homenaje al cine comedia de Buster Keaton, al esplendor de Bruce Lee y a la heroicidad del western spaghetti. Una labor titánica que asume Stephen Chow, para luego dejarla a mitad de camino.

Ironizar sobre una situación no implica necesariamente caer en los mismos gags , en los mismos efectos, la misma violencia exagerada y finalmente en la misma historia del héroe salvador que se niega a aceptar su destino… eso sin mencionar el manido uso del humor escatológico que sólo provoca risas fáciles. Ironizar requiere ingenio y un sutil humor.

Luego el homenaje. Desfigurar aquello que decimos admirar no es rendir honores.

Así es como llegamos al cine para ver una cosa y salimos con otra que puede ser definida con una sola palabra: Truculencia. Y no truculencia al estilo de Alex de la Iglesia, esto es truculencia para que usted se ría sin problemas, para que salga de la sala de cine con mandibulítis.

Por esto es que para ser sinceros, cuando vaya a ver Kung Fusión no espere encontrarse con la venganza del cine chino, no crea que el actor mueve sus pectorales para homenajear a Bruce Lee, es simple… usted va a reírse con una película fácil que aspiró a mucho y te dejó con poco.

Junio 17, 2005

Escoge… ahora

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 3:24 pm

choose_life.jpgEscoge una vida.
Escoge un trabajo.
Escoge una profesión.
Escoge una familia.
Escoge una puta televisión grande.
Escoge lavadoras, carros, estéreos y abridores de latas eléctricos.
Escoge un seguro para tener salud, colesterol bajo, seguro dental.
Escoge una casa.
Escoge a tus amigos.
Escoge ropas y accesorios.
Escoge si masturbarte un domingo en la mañana, pensando en la vida.
Escoge sentarte en un sofá a mirar concursos televisivos que entumecen la mente y despedazan el espíritu, mientras te atiborras de comida chatarra.
Escoge tener una familia y niños egoístas que pusiste en el mundo para sustituirte.
Escoge tu futuro.
Escoge la Vida…
Pero, ¿por qué querría yo hacer algo semejante?

Trainspotting - Monólogo de Mark Renton (1996) Danny Boyle

Junio 5, 2005

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 11:32 am

Me preguntan ¿qué nos hace falta para alcanzar la victoria?, y mi respuesta es "no lo sé".
Lo que sí puedo decirles es qué nos está sobrando:
Ingenuidad

La hora de los hornos - Fernando Solanas (Argentina 1966)

Mayo 3, 2005

Trueba camina por la Calle 54

Archivado en: Fotograma — Ingrid Valero @ 10:55 am

calle54.jpg

Dirección: Fernando Trueba
Guión: Fernando Trueba
Año: 2000
Casting: Tito Puente, Gato Barbieri, Jerry González, Tito Puente, Cachao, Bebo y Chucho Valdéz, Chico O’Farrill, Chano Domínguez, Michel Camilo, entre otros.
Música: Thom Cadley
Fotografía: José Luis López Linares
Productora: Fernando Trueba PC/Cineteve/SGAE/Arte France Cinéma
País: España/Francia/Italia
Página web: http://www.calle54film.com

Reunir a Paquito d`Rivera, al Gato Barbieri, Jerry González, Tito Puente, Cachao, Bebo y Chucho Valdéz, Chico O’Farrill y a Michel Camillo en un documental de 96 minutos es una tarea titánica.

Fernando Trueba es el titán que en el año 2000, dirige, escribe y produce Calle 54, las raíces del latin jazz expuestas a puro ritmo e imagen. Es una película personalísima que nace por el agradecimiento de Trueba a la música que lo atrapó desde principios de los 80 con un disco de Paquito D’Rivera, Blowin.

(más…)